Petit Hotel Son Perdiu

Llobets de Son Perdiu fue construida en el año 1805 y cuenta con mas de 150 hectareas de finca que desde tiempos atrás y hasta la actualidad conservan su carácter agrícola y explotación agraria.

La casa, típica posesión mallorquina ha sido totalmente rehabilitada, con lo que disfrutará del confort más actual en una auténtica posesión con carácter mallorquín, rodeado de naturaleza y tranquilidad, ideal para disfrutar con toda la familia.

Son Perdiu está situada en un enclave inmejorable en plena naturaleza en la isla de Mallorca. Tradicional y rica por su entorno natural, abundante flora y fauna autóctona hacen de Son Perdiu un lugar único y envidiable en nuestra isla.

La casa dispone de 8 habitaciones dobles con baño completo, sala de estar, sala de reuniones, porche privado, piscina y más de 150 hectareas de terreno que junto con la tranquilidad del entorno así como las diferentes actividades que pueden practicarse al aire libre harán que pase una estancia inolvidable junto a sus amigos y familiares.

Si lo desea durante su estancia en nuestra casa podemos ofrecerle nuestro servicio de gastronomía mallorquina, con las que podrán disfrutar de unos platos sencillos y exquisitos, que varían según la temporada.

Lomo con col, arroz brut, sopas mallorquinas, tumbet, cordero y lechona al horno son algunos de los platos típicos mallorquines de los que puede disfrutar regados por lo mejores vinos con denominación de origen. Nuestros clientes tienen además diferentes opciones para combinar el descanso y la tranquilidad de nuestro hotel con actividades diversas que puede consultar en nuestra sección de actividades.

El jardín vallado (4000 m²) con una gran piscina y zona de grill se encuentra dentro de la enorme finca de casi 900.000 m².  Por su uso agrícola se han conservado muchos elementos locales de autentico carácter mallorquín.

Esta finca se encuentra a pocos kilómetros de la hermosa playa paradisiaca Es Trenc. Las playas de Es Trenc y Sa Rápita no tienen nada que envidiar a las del Caribe y se extienden a lo largo de varios kilómetros de fina arena.A pocos kilometros se encuentran el Club Nautico de S'Estanyol y el de Sa Rapita donde los navegantes pueden dejar sus barcos y alojarse unos dias en Son Perdiu.

A poca distancia se encuentra el poblado prehistórico de Capocorb vell uno de los más antiguos y extensos de Mallorca.

Son Perdiu goza de una situación de privilegio para unas vacaciones inolvidable.

Ciclismo, senderismo, playa, pesca y muchas más actividades relacionadas con la naturaleza son posibles gracias a la privilegiada situación de Son Perdiu.

Habitaciones confortables y con caracter. Ambiente romantico donde pasar una estancia inmejorable.

  • Lavandería
  • Taller
  • WiFi